file_000La Biblia de copia original Rey Jaime del año 1611 que está ubicada en posición de honor en el centro del salón de la asamblea del Parlamento de Papua Nueva Guinea. Esta foto de una biblia de más de 400 años me hizo pensar en lo que Juan Wycliffe escribió en su introducción a la Biblia en Inglés: “La Biblia es para el gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo.” Esta gran oración fue utilizado por el presidente de EE.UU., Abraham Lincoln, cuando dio su famoso discurso de Gettysburg al final de la Guerra Civil de este país. La mayoría de los Americanos creen que la cita viene originalmente de Lincoln. No, lo citó sin referencia, de la Biblia d Juan Wycliffe, la estrella de la mañana de la Reforma Protestante.

En los días de Wycliffe la gente creía por consenso de que la Biblia debería ser la ley para todas la naciones cristianas. No estoy seguro aún, históricamente sí comprendieron en aquel entonces los teólogos protestantes sí también había de ser la ley para todas las naciones y tribus de la tierra! La gran tragedia de la iglesia Cristiana moderna y la mayoría de las naciones del mundo, es que ellos creen que ahora debemos gobernarnos por la ley humana (yo la llamo ley de fíat, de “fíat lux”, “sea la luz” de Génesis 1:3 de la Biblia en la Vulgata Latina) una ley sacada del pobreza moral torcida del ser humano caído) y que ésta debe reinar suprema de ahora en adelante. Ellos, los secularistas orgullos de su dominio temporal actual creen que hemos evolucionado más allá de tener que usar la ley Bíblica y los diez mandamientos tan primitivos y sencillos para gobernar nuestras naciones tan desarrolladas. Tengo malas noticias para ellos, esto no es evolución, sino devolución y peor, idolatría, rebelión y apostasía. “…hicieron ídolos para sí, para ser ellos mismos destruidos.” Oseas 8:4b

wcliffe-bibleHe incluido una imagen también de una biblia Wycliffe vista abierta en este artículo.

Papua Nueva Guinea está puesto para llegar a ser una Gran Nación (Dt. 4 ) entre una larga lista de naciones una vez grandes que ahora se han hecho despreciables y vergonzosas en los ojos de Dios tales como Canadá, EE.UU. y las naciones de Europa que ya no honran la Palabra de Dios como fundamento para su constitución y unidad nacional. Isaías habla de esta apostasía de las altas culturas del mundo: Isaías 24:4-5 “Se destruyó, cayó la tierra; enfermó, cayó el mundo; enfermaron los altos pueblos de la tierra. 5 Y la tierra se contaminó bajo sus moradores; porque traspasaron las leyes, falsearon el derecho, quebrantaron el pacto sempiterno.” El presidente elegido por los estadounidenses Donal Trump dice que quiere hacer América Grande otra vez! Bueno sí lo quiere hacer de verdad tiene que recordar de donde ha caído (Ap. 2:5) y retornar al verdadero fundamento que hizo EE.UU. grande y cualquier otra nación que es o una vez fue grande. Ya casi no hay tales naciones!

Tiene que regresar a los fundamentos antiguos… a los viejos caminos. “Así dijo Jehová: Paraos en los caminos, y mirad, y preguntad por las sendas antiguas, cuál sea el buen camino, y andad por él, y hallaréis descanso para vuestra alma. Mas dijeron: No andaremos.” Jeremías 6:16 Espero con oración y en toda sinceridad que el pueblo de Papua Nueva Guinea y sus parlamentarios y gobernantes siguen adelante en su proyecto de poner a Santa Biblia, ley – palabra de Dios piedra fundamental de su gobierno y que su constitución sea de verdad como ahora dicen: “ley madre” que se informa de la Santa palabra de Dios. Así Papua estará puesta para ser de verdad UNA GRAN NACION!

Notas: copia de la Gran Declaración del Hon. William Powi, MP gobernador de  la provincia de las Alturas del Sur.

 

discurso-del-gob-del-s-highlands

Share This

Suscríbete a Nuestro Boletín y Sitio

Únete a nuestra lista de correo para recibir nuestras últimas noticias y actualizaciones de nuestro equipo de trabajo.

Éxito! te has suscrito a nuestra lista de correo.