Somos Tu Sitio en América Latina para Información sobre la Política de Manipulación del Humanismo Secular y el Islam

Capacitando a los Latino Americanos para Defender su Cultura y Civilización contra el Yihad Islámico y el totalitarismo y gobierno sin límites que produce el humanismo secular

 

Save

Ingresar

El Alma de la Cultura Occidental

El alma de la cultura Europea, de Estados Unidos y de América Latina es la Biblia. Lo que dio forma a nuestra cultura es la fe cristiana y la ley-palabra de Dios. Y contrario a la mayoría de los cristianos de hoy la Biblia no sólo es la palabra de Dios para asuntos personales y de la Iglesia es la ley-palabra de Dios. Dicha palabra debe gobernar nuestras vidas personales, nuestras familias, nuestras iglesias y nuestra teología de política y gobierno civil.

La Ley Bíblica

Cultura es religión exteriorizada. Recientemente escuché un apologeta cristiano decir que la “Religión es la esencia de la cultura y que cultura el vestuario de la religión” y no puede separar cultura de religión. Ley es la expresión formal en actas, decretos y estatutos de la moral de una sociedad. La moral de toda cultura o sociedad brota ineludiblemente  de la fe o religión del pueblo.

Ley Sharía Islámica

La Ley Sharía es la ley del Islam que  más o menos surge de las siguientes fuentes: 1) El Qur´an, 2) el Sunna del Profeta Muhammad que se deriva de los Hadiz, 3) la analogía (quyas) el razonamiento jurídico que trata nuevas situaciones  y el consenso de la comunidad islámica o ´ijma.

Ley Humanista Secular

Hace ya bastantes humanos el Dr. Francis Schaeffer dijo que el problema con el humanismo secular y su abandono de la Biblia como punto de referencia transcendente para toda ética y moral es que el Occidente queda sin fundamento para la ley y la moral. Y esto es precisamente la razón por el aumento en el desorden e ingobernabilidad de los países occidentales en los últimos 100  años.

¿Se juntará contigo el trono de iniquidades Que hace agravio bajo forma de ley? (Salmos 94:20 R60)  Ahora pues, oh reyes, muestren discernimiento; Reciban amonestación, oh jueces de la tierra. 11 Adoren al SEÑOR con reverencia, Y alégrense con temblor. 12 Honren al Hijo para que no se enoje y perezcan en el camino, Pues puede inflamarse de repente Su ira. ¡Cuán (Salmos 2:10-12 NBH)